American Horror Story: Ensayo sobre la Locura



Cuando algo te deja un extraño desasosiego y malestar interior. Cuando ese algo te genera una capacidad de sugestión capaz de sumergirte en sus entrañas. Es entonces cuando te ves atraído incomprensiblemente por ello. Y es el terror un género con legiones de seguidores fieles a los diferentes productos que aparecen sobre el género. Pero el público amante del terror es también muy exigente.

A un servidor no le atrae el terror mamarracho y adolescente del asesino veraniego, el susto tras la puerta cerrada, la falta de luz artificial y las jóvenes con poca ropa. El terror verdadero es el terror psicológico. Es la mente humana la única capaz de asimilar lo inimaginable, y en la locura se encuentran las historias más perturbadoras y bizarras.

Y American Horror Story tiene parte perturbadora, y tiene parte bizarra. Es un ensayo sobre la locura, muy al estilo Kubrick, donde los miedos y los canales más oscuros de nuestra mente tienen reflejo en una historia plagada de simbolismo y metáforas oníricas. A menudo el telespectador se sentirá desplazado, fuera de guión y sobresaltado con imágenes intercaladas, pero siempre inmerso en un amasijo de historias rompedoras entorno a una familia con demasiadas lagunas oscuras.

Y es que American Horror Story destaca por sus personajes. Quizá no demasiado carismáticos pero su lo suficientemente abruptos como para enganchar al espectador. No estamos hablando de la típica familia americana (como en Terra Nova) sino de gente real, con problemas reales, llevados al límite. En ese límite es donde nacen los miedos y visiones, y ahí es donde FX nos quiere llevar.

Sin duda y en mi humilde opinión, American Horror Story ha supuesto un shock respecto a mi prisma seriéfilo. Es en conjunto un proyecto creativo, grotesco y arriesgado. Doloroso en muchos momentos, y aterrador en otros tantos. Me encanta cuando un producto cinematográfico me deja una sensación. Y American Horror Story deja una mala sensación (en el buen sentido de la expresión).

FX se atrevió a romper con todo tabú y lanzó esta propuesta de terror del bueno. Para algunos será un dispendio de despropósitos y para otros un nuevo hito en la televisión. Lo mejor es que el piloto es suficiente para mostrar los entresijos y clima de la serie. La criba de espectadores ya se ha hecho. Queremos seguir sufriendo con American Horror Story.


Entradas Relacionadas



Widget by Hoctro | Jack Book

2 comentarios:

protestato dijo...

Mmmm, vale! veré el segundo a ver si sigue por estos derroteros.

Ya empiezo a ver homenajes a "La semilla del Diablo" "Carrie" "Vértigo: de entre los muertos" y me dejo la tira de guiños.
Así que sigamos ON y a ver qué pasa (SPOILER: qué buena está la Housekeeper en modo visión depravada).

Saludos y a seguir chupando series, porque el cine está para mear y no echar gota últimamente.

cimianop dijo...

Desde que veo series no veo cine.

La actriz a la que haces mención se llama Alex Breckenridge.

Disfruta por partida doble XD



 

M1S | Series VOSE | Análisis, Opinión y Descarga Copyright © 2010 LKart Theme is Designed by Lasantha